La Condición Del Hombre
 
La Condición Del Hombre
La Condición Del Hombre
 
 


Cien años de soledad es el título de una novela que ha sido muy comentada en la actualidad. El Autor, García Márquez, nos muestra en dicha novela, cuál es la condición del hombre. Sus protagonistas luchan contra la naturaleza, contra los malos gobiernos y contra sus adversarios. Pero una vez tras otra, García Márquez recalca la existencia inútil y sin propósito del hombre. El ser humano no tiene esperanza en esta vida. No puede creer en Dios, ni en sus semejantes, ni tampoco en sí mismo.
Lamentablemente, Cien Años de Soledad es una novela que describe la clase de vida de millones de hombres y mujeres de nuestro mundo, nuestro país, de miles de nuestra ciudad. Tal vez describe su vida.

CONFLICTOS POR DENTRO:

Hoy en día muchos llevan vidas conflictuadas por dentro. No tienen confianza en nada ni en nadie. Desearían lo bueno, pero su propia conciencia los condena por haber hecho lo malo: Tal vez por haberle faltado respeto a la madre, o por haber traicionado al mejor amigo. Cualquiera que fuera la causa, todo ser humano, universalmente, reconoce que tiene faltas, que no siempre actúa según las normas que su propia consciencia le dicta. Obrar mal, de esta manera, es algo que la BIBLIA denomina "Cometer Pecado". Y no hay nadie exento.

CONFLICTOS POR FUERA:

Hoy en día muchos llevan vidas conflictuadas por fuera. No se llevan bién con el cónyugue. Hay desentendimientos y discusiones. El hombre trata a la mujer como una entre otras posesiones. Ella no lo respeta a él y a escondidas hace cosas que no le gustarían si se enterara. Viven con intrigas bajo el mismo techo, pero cuando se tratan, simpre le faltan comprensión y amor mutuo.
También tienen conflictos y viven peleados con sus vecinos o colegas de trabajo. Responden mal y viven con un mal humor perpetuo. Son explotados por sus superiores y explotan a los de menos rango. Egoístamente se preocupan por sus propios intereses y no piensan en las necesidades de los demás. Tienen prejuicios contra los de otra clase social, o los de nivel cultural o económico. No tratan a los de otra raza. Cuando pueden, aprovechan cualquier situación para llevar algo ajeno y rehúsan reconocer que tal acto significa "robar". La persona que comete una de estas faltas, es, según la BIBLIA, un Pecador

LA CONDICION DEL HOMBRE ANTE DIOS:

El hombre que comete faltas, comete pecados y no hay nadie que sea exento. Todo ser humano que tiene raciocinio es un pecador. El resultado del pecado es la separación entre el hombre y Dios. Isaías dice que nuestros pecados hacen una división entre nosotros y Dios.
Es como si Dios estuviese emcima de una montaña y el hombre en otra con un abismo entre las dos. Esta separación significa "la muerte espiritual".
Por causa de sus propios pecados, el hombre vive separado de Dios, distanciado de su Creador. Por medio de su rebeldía y desobediencia a Dios, el homnre a elegido la soledad y la vida conflictuada, en vez de una vida en comunión y armonía con Dios y la subsiguiente paz y tranquilidad que trae tal relación. El hombre que vive así, lejos de Dios, no puede culpar a nadie más que a sí mismo, ya que Dios lo ama y le ofrece a través de Cristo la salvación eterna y una vida abundante aquí y ahora.
Si usted desea encontrar la vida abundante que Dios le ofrece, quisieramos ayudarle a hacerlo. ESCRIBANOS AHORA MISMO!!!